Inversión en facturas

La financiación de facturas no es algo nuevo, lleva muchos años funcionando a través del monopolio de grandes instituciones financieras como son los bancos. Sin embargo en la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y las nuevas plataformas de servicios financieros online, se ha abierto al público en general este tipo de activo.

El descuento de facturas es una opción de financiación alternativa y una popular opción de préstamos p2p donde las empresas venden sus facturas pendientes en línea a los inversores para obtener efectivo de forma inmediata, en lugar de esperar 30, 90 o más días para que sus clientes salden las facturas. Los inversores que adelantaron el efectivo recibirán una devolución acordada previamente una vez que se liquide la factura. Los inversionistas en este tipo de activo depositan su dinero en un portafolio que está compuesto de cuentas por cobrar de pequeñas y medianas empresas, muchas veces con descuentos que hacen que la rentabilidad sea superior a la de cualquiera de los instrumentos tradicionales.

Para un inversionista, el atractivo de este tipo de activo es, en primer lugar, la relativa brevedad de los plazos junto a los retornos típicos de otras inversiones peer-to-peer (del 8% al 25% anualizado dependiendo del mercado, moneda y riesgo de la operación). En segundo lugar, la empresa deudora que tiene que pagar por los servicios de la PyMe que vende a crédito, suele ser una compañía grande, con un buen historial de pagos, por lo que hablamos de un riesgo razonablemente bajo.

¿Y qué diferencia la inversión en descuento de facturas de otros activos como son los préstamos comerciales? Cuando se invierte en un préstamo comercial, su riesgo de crédito es con la pequeña empresa que pidió prestado los fondos. Cuando invierte en una factura, su riesgo de crédito es con la compañía más grande que compró bienes o servicios de la compañía más pequeña.

Como en toda inversión, invertir en facturas conlleva un riesgo; y aunque este sea bajo, hay que saber diversificar nuestras inversiones con tal de mitigar al máximo ese riesgo. En las inversiones en factoring, el principal riesgo a afrontar es cuando la factura no es liquidada por la empresa deudora. Ya sea por un pago parcial de ésta o por impagos. Esto puede deberse principalmente a dos motivos:

En esta situación, es función y responsabilidad de la plataforma de factoring o descuento de facturas el minimizar esos riesgos crediticios. Para ello, las empresas que realizan servicios de factoraje suelen acudir a:

En conclusión, la inversión en facturas ofrece opciones de inversión más estables en comparación con otras clases de activos de mayor riesgo, como los préstamos o las acciones. Los inversionistas, sin embargo, siempre deben evaluar cuidadosamente las de financiación alternativa y mantener una buena diversificación de su cartera con el fin de obtener la rentabilidad esperada con su capital.

Si te interesa el sector del factoring y quieres incorporar este tipo de activo de inversión alternativa, Facturedo es la plataforma que te permite invertir en una cartera diversificada de facturas con un retorno esperado que oscila del 8% al 25% anualizado.

Volver